Alfeñiques, historia 2

Dulces 10: Monjas de azúcar

La palabra  Alfeñique  toma su nombre  de la pasta de almendras  (pasta de azúcar  glass amasada con aceite de almendras dulces, que se coce y estira en barras muy delgadas) inventada en España y cuyo nombre es de origen árabe: Alfer-al-querib.



Los alfeñiques  en México son el resultado de la fusión de los usos y costumbres indígenas con las españolas, que a su vez tienen raíces árabes.

Durante la colonia los Conventos eran los encargados de la elaboración de los dulces, elaborando cada uno alguna especialidad.
 Las Bernardinas se especializaban en jaleas,  en San José de Gracia hacían mermeladas y buñuelos, en San Jeronimo los calabazates,  en San Lorenzo los alfeñiques, en la Concepción: empanadas,  en la Encarnación:  miel rosada, las Capuchinas: el chocolate.

En 1590 el Virrey Don Luis Velasco promulga las ordenanzas que regirían al gremio de los confiteros.

En 1630  en Toluca,  el señor Francisco de la Rosa pide un permiso a la Corona Española para la elaboración del dulce llamado alfeñique.

Y a partir de entonces empieza su elaboración para la fiesta del día de muertos.

Comentarios

Entradas populares